El domingo 23 más de 500 adolescentes participaron de Iom Hashoá Joven, la actividad organizada por Juventud Macabea, el Consejo Juvenil Sionista, NOAM y el Museo del Holocausto.
El encuentro buscó conmemorar el Día del Holocausto y el Heroísmo a través de múltiples propuestas vinculadas con diferentes expresiones artísticas. Mientras que los jóvenes recorrían las exposiciones del Museo, una banda musical tocó temas alusivos, se leyeron poemas escritos por sobrevivientes de la Shoá y se proyectaron dos cortos sobre la temática.
La sobreviviente del Holocausto y madre de Plaza de Mayo, Sara Rus, participó de la actividad junto a su nieta Alejandra y su bisnieta Catalina. Juntas terminaron de pintar el cuadro “Izkor” (Recuerda), de la artista Jaki Charrua. Después, y frente a una audiencia muy emocionada, compartió su testimonio.
Jonathan Karszenbaum, director ejecutivo del Museo, brindó unas palabras al público presente sobre la importancia de la educación formal y no formal en la transmisión del Holocausto.