Se realizó una reunión en la escuela SEDALO de Lanús junto con las autoridades de la institución, el Museo del Holocausto y la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación para generar una respuesta positiva a la provocación antisemita en el boliche “Cerebro” de Bariloche, en el que alumnos se disfrazaron con simbología nazi.
En el encuentro participaron el presidente del Museo Gustavo Sakkal, el secretario de Derechos Humanos y presidente honorario de la institución, Claudio Avruj, y la directora de SEDALO Silvia Fazio. Se elaboró una agenda para realizar jornadas y talleres junto con los alumnos y la comunidad educativa, y una visita al Museo del Holocausto con el objetivo de continuar trabajando para erradicar la discriminación y el antisemitismo de la sociedad y educar a las nuevas generaciones en el respeto y el pluralismo.