En el Salón Montserrat del Hotel Intercontinental se llevó a cabo el Acto de Asunción de las Nuevas Autoridades de DAIA, en el marco de los 80 años de su existencia, “Por una DAIA Unida”, liderada por Ariel Cohen Sabban, y que tendrá el desafío de conducir la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) durante tres años.
El Museo del Holocausto estuvo presente en el evento, representado por su presidente, Gustavo Mehadeb Sakkal; sus vicepresidentes, Guillermo Yanco y Ernesto Elfman, su secretario general, Manuel Kobryniec, y su prosecretaria, Sima Weingarten.
El ex presidente de DAIA, Julio Schlosser, brindó un discurso de despedida ante más una sala colmada en la que estuvieron presentes los embajadores de países como Israel, Alemania, Georgia y Francia, expresando: “Quiso la casualidad, el destino o tal vez Hashem, más probablemente este último, que cuando asumimos en la DAIA no había Memorándum de Entendimiento, y hoy cuando le dejamos a otra conducción, no hay más Tratado con Irán”, y en ese sentido destacó el apoyo que le brindaron los ex legisladores, Federico Pinedo, Patricia Bullrich, Laura Alonso y el Rabino Sergio Bergman.
En los momentos de agradecimientos públicos, el ex presidente de la DAIA le agradeció profundamente al staff permanente de la Institución por su aporte, inmediatamente el público generó un espontáneo aplauso, y luego continuó el elogio hacia el director ejecutivo de la institución por el trabajo hecho en estos años. Para cerrar, sin nombrar a su esposa porque ella se lo pidió, Julio Schlosser, le agradeció: “Gracias por bancarme 50 años. Si vos no fueras quién sos, yo no sería quién soy”, y se fundieron en un profundo abrazo que duró unos segundos en los que hubo llantos y lágrimas.
Hasta diciembre del 2018 Ariel Cohen Sabban, presidente; Alberto Indij, vicepresidente 1º; Santiago Kaplun, secretario general y Mario Ruschin, tesorero junto a un grupo de 21 personas serán las encargadas de conducir los hilos de la representación política de la comunidad judía con nuevos desafíos por encarar y tratando de incluir, de a poco, a jóvenes que dentro de un tiempo estén capacitados para asumir responsabilidades en la DAIA.