El jueves 19 por la tarde 800 jóvenes de diferentes colegios participaron de la cuarta caminata “Antorchas por la Shoá”, junto a sobrevivientes del Holocausto.

La marcha se realizó desde Av. Libertador y Olleros hasta la Plaza de la Shoá con el objetivo de generar conciencia e involucrar a las nuevas generaciones en la memoria de los crímenes cometidos por el nazismo.

La caminata finalizó con una ceremonia en la Plaza de la Shoá, en la que el sobreviviente Moisés Borowicz, miembro de la Comisión Directiva del Museo del Holocausto, relató su historia personal. Estuvo acompañado por el presidente del Museo Gustavo Sakkal, el director ejecutivo Jonathan Karszenbaum y las referentes educativas Cecilia Bullor y Yael Mitelman. También se dirigieron al público autoridades nacionales y comunitarias.

La actividad fue coordinada por la DAIA y dirigida e impulsada por organizaciones de la sociedad civil, entre ellas el Museo del Holocausto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.