El Museo de Holocausto participó de un brindis en el Centro Ana Frank el pasado jueves con el objetivo de compartir los logros del año 2015 y presentar los desafíos del 2016.

La invitación al Museo vino acompañada de un agradecimiento por la colaboración de esta institución y del deseo de fortalecer los lazos para proyectos futuros.
En representación del Museo del Holocausto, estuvieron presentes el presidente Gustavo Sakkal y la prosecretaria Sima Weingarten; que fueron recibidos por Héctor Shalom, director de la Casa Ana Frank en Argentina. También compartió el encuentro la sobreviviente de la Shoá Mónica Dawidowich.

“Queremos en este encuentro reconocer su apoyo y contribución a lo largo de todos estos años, acción que nos ha permitido aportar en la construcción de una sociedad reflexiva y comprometida con la memoria, los derechos humanos y el respeto por la diversidad”, sostenía uno de los párrafos de la invitación cursada.