A través de la potencialidad de los objetos, la muestra recorre diversos momentos antes, durante y después de la Shoá.  El objetivo principal es la transmisión y la memoria a partir de los diferentes elementos expuestos para pensar y reflexionar acerca este trágico momento de la humanidad. Se exponen piezas religiosas encontradas luego de la llamada Noche de los Cristales Rotos, en 1938, infinidad de insignias obligatorias usadas no sólo por judíos, una de las tres muñecas que se encuentran en todo el mundo realizada como laborterapia y recuerdos personales de la preguerra, entre tantos otros objetos.