De acuerdo al calendario gregoriano, hoy se cumplen exactamente 74 años del levantamiento del Gueto de Varsovia.

El Gueto fue establecido por los nazis en octubre de 1940, en el marco de la política de aislamiento de la población judía de las sociedades de Europa oriental. Llegaron a vivir en el gueto en brutales condiciones de hambre, hacinamiento y enfermedades unos 460.000 judíos. En la primavera de 1942 comenzaron las deportaciones al campo de exterminio de Treblinka. En total, unos trescientos mil judíos fueron enviados al exterminio desde el gueto.

El 19 de abril de 1943, ante la inminente deportación de los sesenta mil judíos que quedaban en el gueto, un grupo de jóvenes, mal armados y sin preparación militar decidieron enfrentarse al ejército que había ocupado casi toda Europa.

Con pocas armas, conseguidas a través de la resistencia polaca y bombas caseras, en la víspera de la pascua judía, rechazaron a los soldados que iban a proceder a liquidar el gueto.

Se formaron dos comandos. El Z.O.B liderado por los sionistas socialistas y miembros del Bund como Mordejai Anielewicz, Marek Edelman, Antek Zuckerman y Tzivia Lubetkin. Y el Z.Z.W. de los sionistas revisionistas liderado por Pavel Frenkel. Los combatientes armados se estiman entre trescientos y setecientos en total.

Luego de tres arduos días de combate, las tropas alemanas dirigidas por Jurgen Stroop comenzaron a incendiar uno a uno los bunkers donde se escondían los judíos restantes que pasaron al uso de tácticas de guerrillas.

La destrucción total del gueto y deportación de los últimos judíos fue el 16 de mayo de 1943. Durante casi un mes los judíos de Varsovia resistieron ante un mundo tan sorprendido como inactivo, dado que ninguna ayuda especial llegó a estos combatientes.

El levantamiento del gueto de Varsovia, el más grande y emblemático de los guetos impuestos en la Europa nazi, inspiró a los judíos de otros guetos y campos para tomar acciones armadas contra los nazis.

Es importante reflexionar sobre el hecho que estos levantamientos no tenían ninguna chance de triunfar. Sus líderes y participantes lo sabían. Pero fue un arrojo final, un grito al mundo para demostrar la valentía y honor del pueblo judío que estaba siendo diezmado de la forma más atróz.

Esta fecha fue la referencia para el establecimiento del Estado de Israel de Iom Hashoá que conmemoramos el próximo lunes.

En el año 2000 durante la presidencia del Dr. Fernando de la Rúa, el Estado Argentino ha establecido el 19 de abril como el día de la Convivencia en la Diversidad Cultural. Ello se dio por iniciativa del entonces Presidente del Museo del Holocausto y actual Presidente Honorario David Fleischer.

En todas las instituciones educativas del país se celebra la convivencia en la diversidad cultural a través de esta fecha que recuerda por un lado, la tragedia del Holocausto y por el otro el acto más emblemático de la lucha contra el exterminio nazi de los judíos europeos.

¿Por que pensar en la convivencia intercultural un día como hoy?

¿Qué impacto tuvo y tiene el Holocausto en la memoria colectiva?

¿Que podemos decir desde la Argentina de la experiencia del nazismo?

¿Qué impacto tiene el nazismo hoy?